Alfonso Marín López

Blog personal de un programador

Economia insostenible

| 1 Comment

Hace ya unos cuantos años que mantengo que internet salvara a la humanidad. Parece una estupidez, pero fue una revelación que tuve en un momento de extrema lucidez, un sábado por la noche en el bar de siempre. Me acuerdo bien porque se lo estaba contando a mi amigo Manolo, una persona tremendamente comprensible, que muy sabiamente me dijo “Alfonso, estas gilipollas, friky de mierda”. Pero con lo último que está pasando, sobre Sinde y su ley de patada en el router, y aun sin llegar al resultado que nos gustaría, se comienza a ver de manifiesto el verdadero poder de internet, y cómo el que llaman internauta comienza a tener poder de decisión, en masa. Y digo el que llaman internauta, porque lo nombran como si fuese una especie a parte, un subciudadano, un animal encerrado en su habitación. Nada más lejos de la realidad, se olvidan que “ese” internauta es un ciudadan@, que paga sus impuestos, trabaja, estudia y lo más importante, tiene derecho al voto como cualquier otro. Incluso diría que esos internautas están mejor armados, ya que tienes un poder a su alcance. Digo esto porque normalmente, y nuevamente gracias a internet, este ciudadano/internauta cuando quiere saber algo lo suele investigar y contrasta las noticias, con lo que no se suele dejar llevar mucho por ciertos medios con claras orientaciones político/sociales.
Son cosas que no te das cuenta hasta que sucede algo que te interesa de verdad, como en mi caso, el problema que existe con mi carrera de ingeniero informático. Que ves que internet está que arde y resulta que en los medios “tradicionales” no se comenta nada que no sea el último romance del último don nadie. Desde entonces casi no veo los telediarios. Las únicas noticas que suelo ver son las que da Wayoming en el intermedio, y hasta este programa me ha decepcionado, al no comentar nada de nada sobre la ley de patada en el router, pero los chistes siguen siendo buenos.
Porque aunque uno sea artista y quiera vivir de ello, no debería de estar de acuerdo en lo que están haciendo, que sí es algo serio, recortar la libertades fundamentales, y socavar el estado democrático, SEÑORES el estado de derecho se dividió en 3 poderes para evitar que nadie tuviera el poder absoluto, entonces como permiten que el poder legislativo (gobierno) suplante al judicial.
Yo a los “artista” que están pasando hambre, les recomendaría un modelo de negocio como el del software libre, que tampoco es gratis, pero es muy justo. Incluso puede que este modelo funcione mucho mejor en la cultura que en el software. Puestos a comparar, yo como programador debo ser también artista, ya que para realizar un programa es necesario técnica y mucho arte, aunque la diferencia está en que yo cobro a tanto la hora.

Hace ya unos cuantos años que mantengo que internet salvara a la humanidad. Parece una estupidez, pero fue una revelación que tuve en un momento de extrema lucidez, un sábado por la noche en el bar de siempre. Me acuerdo bien porque se lo estaba contando a mi amigo Manolo, una persona tremendamente comprensible y que muy sabiamente me dijo “Alfonso, estas gilipollas, friky de mierda”.

Pero con lo último que está pasando, sobre Sinde y su ley de patada en el router, y aun sin llegar al resultado que nos gustaría, se comienza a ver de manifiesto el verdadero poder de internet, y cómo el que llaman internauta comienza a tener poder de decisión, en masa. Y digo el que llaman internauta, porque lo nombran como si fuese una especie a parte, un subciudadano, un animal encerrado en su habitación. Nada más lejos de la realidad, se olvidan que “ese” internauta es un ciudadan@, que paga sus impuestos, trabaja, estudia y lo más importante, tiene derecho al voto como cualquier otro. Incluso diría que esos internautas están mejor armados, ya que tienes un poder a su alcance, y nuevamente gracias a internet, este ciudadano/internauta cuando quiere saber algo lo suele investigar y contrasta las noticias, con lo que no se suele dejar llevar mucho por ciertos medios con claras orientaciones político/sociales.

Son cosas que no te das cuenta hasta que sucede algo que te interesa de verdad, como en mi caso, el problema que existe con mi carrera de ingeniero informático. Que ves que internet está que arde y resulta que en los medios “tradicionales” no se comenta nada que no sea el último romance del último don nadie. Desde entonces casi no veo los telediarios. Las únicas noticas que suelo ver son las que da Wayoming en el intermedio, y hasta este programa me ha decepcionado, al no comentar nada de nada sobre la ley de patada en el router, pero los chistes siguen siendo buenos.

Porque aunque uno sea artista y quiera vivir de ello, no debería de estar de acuerdo en lo que están haciendo, que sí es algo serio, recortar la libertades fundamentales, y socavar el estado democrático, SEÑORES el estado de derecho se dividió en 3 poderes para evitar que nadie tuviera el poder absoluto, entonces como permiten que el poder legislativo (gobierno) suplante al judicial.

Yo a los “artista” que están pasando hambre, les recomendaría un modelo de negocio como el del software libre, que tampoco es gratis, pero es muy justo. Incluso puede que este modelo funcione mucho mejor en la cultura que en el software. Puestos a comparar, yo como programador debo ser también artista, ya que para realizar un programa es necesario técnica y mucho arte, aunque la diferencia está en que yo cobro a tanto la hora.

  • También se puede escribir “Friki” en lugar de “Friky”. Es más, queda mejor :wink: